Creamos la empresa pensando en la necesidad de realizar celebraciones informales.

Todo parte desde que nuestra hija hizo la comunión. Estuvimos varios meses buscando un lugar donde tener intimidad, poder decorar con globos, tener actividades. Además nos encantaba la idea de tener carritos de dulces o perritos calientes.

Esto no existía en la zona sur. La única posibilidad es alquilar una finca y contratar todo esto. Pero era muy caro.

Al final tomas la opción de reservar un restaurante y si tiene alguna actividad para niños salvas la situación.

Por eso José y yo dimos rienda a nuestra imaginación para crear un ambiente versátil y funcional para poder realizar diferentes eventos según necesite el cliente.

Para nosotros lo más importante es tener un lugar con un estilo elegante, en el que creemos sensaciones y un buen ambiente. Con muchos detalles que rodeen el evento o que impresionen al anfitrión.

¿Cómo creamos estos ambientes? Con una cocina integrada para realizar cocina en vivo “Show cooking”. Tomamos un vino mientras que degustamos algo recién hecho.

Tenemos una estancia diseñada para entablar conversación y compartiéndolo con amigos “Loving room”.

Además de un pequeños escenario para música en vivo, una presentación o un show. Incluye pantalla proyectora para sorprender con momentos personales, felicitaciones o recordar la vida del anfitrión llegando a emocionar….

La comida parte importante en nuestra cultura. Tendremos menús diseñados a medida. O también dispondremos de catering. O otros servicios como Candy Bar, carritos de hot dog, palomitas etc…

Todo diseñado para compartir grandes momentos, con detalles románticos y privacidad.

Esperamos que lo disfrutéis….